domingo, 4 de julio de 2010

Mi coluna

A la orden del día
Alfredo Páez

65 días en huelga de hambre y nada.

Poco más de 10 meses tiene que se “exterminó” la paraestatal Luz y Fuerza del Centro y con ella el Sindicato Mexicano de Electricistas, sin embargo sus agremiados siguen al pie de la lucha resistiendo llueva truene o relampaguee.

Desde aquel 10 de Octubre al filo de la medianoche continuando con la euforia y la emoción, pues la selección Mexicana había derrotado a su rival número uno, si, goleo cuatro a cero a Estados Unidos, “¡genial! ¡Con esto México demuestra que si es una potencia!” por todos lados se escuchaba alegría y felicidad pues muchas familias le van a México aunque gane (pues siempre pierde). Fue el momento perfecto para llevar a cabo tan inigualable hazaña pues causa de un ataque sorpresivo (transmitido en vivo por las televisoras de la oligarquía Televisa y Tv Azteca) la toma de las instalaciones fueron tomadas por elementos de la policía Federal con resguardo del ejército, si, aunque suene difícil de creer Felipe Calderón ordeno la desaparición de la paraestatal LyFC pasando por encima de las facultades constitucionales de la cámara de diputados, violando el artículo 27 de la constitución y pisoteando la ley Federal del Trabajo y el Contrato Colectivo de Trabajo, despidió injustificadamente a más de 44 mil trabajadores y dejó en la calle a más de 22 mil trabajadores jubilados. ¿Argumentos?, Si, demasiados, Calderón apareció en cadena nacional serio, muy serio, contraje negro y una banderita en la solapa del traje, en 10 minutos y cuarenta segundos explico las razones por las que debía desaparecer LyFC “fue desarticulada a causa de el enorme desfalco económico que presentaba ya que se le daba dos veces el presupuesto anual que se le otorga a la UNAM”. Lo que se le olvido decir es que LyFC hacía un gran esfuerzo por mantener la infraestructura casi obsoleta ya desde hace más de 40 años, además de pagar las deudas que la CFE le traspasaba, también se le olvido mencionar que LyFC es un estorbo dentro del juego por las licitaciones por la fibra óptica, si, el SME había celebrado algunos tratos con empresas españolas entre ellas WLCOM para ofrecer el servicio de triple play: clable teléfono e internet además de luz eléctrica, ¿comodidad y el esfuerzo por encontrar precios económicos para los mexicanos? ¡Si de eso se encarga el gobierno! Si no me creen presten atención a la respuesta gubernamental a solicitud de las investigaciones del semanario proceso desde el mes de abril, para empezar el gobierno calderonista reconoció haber elaborado el expediente llamado Luz y Fuerza del centro; Agosto de 2009 y el titulado Acta de la primera sesión extraordinaria de la comisión intersecretarial de gasto público, financiamiento y desincorporación 2009. Se determinó que “estos documentos podían desclasificarse después de 12 años por causas de seguridad nacional”. ¿Qué esperanzas da a los mexicanos este presidente del empleo dejando en la calle a más de 44 mil personas? Si dicen que tienen pruebas contundentes por las que desaparecieron a LyFC ¿Por qué no las muestran?, no, no queridos lectores las verdaderas razones por las que destruyeron a LyFC pueden ser muy resonadas para nosotras, podremos imaginarnos mil cosas como por ejemplo que el SME era el sindicato más combativo de América Latina, y por ende uno de los mayores brazos políticos de la oposición, y a la par relacionarlo con el austero negocio de la fibra óptica (ganado en gran medida por televisa recientemente). La verdad, pues la sabremos a la vuelta de la esquina en no más de 12 años y nada más, por lo tanto no nos queda más que recibir nuestro PAN y circo (a excepción de esos pobres ex trabajadores, sufriendo en la plancha del zócalo) y quedarnos como el chinito: nomás milando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada